“Incluso en el rostro más curtido se enciende una luz, un destello de felicidad que se plasma en la fotografía que luego nos emociona, simplemente porque el propio fotógrafo estaba ya emocionado. Y una vez más asistimos al misterio de la cámara oscura y nos percatamos de que cada retrato, independientemente del talento y de la habilidad del pintor o del fotógrafo es, en un cierto sentido, inevitablemente un autorretrato”.
-Jacques Prévert-

Los invito a conocerme a través de mis imágenes, de las personas que tuve el gusto de fotografiar, a través de sus historias.
Busco la luz, las miradas, las emociones, las risas y los capturo a mi manera, como veo el mundo, imprimiéndoles un estilo muy personal.
Van a encontrar muchos estilos y formas de interpretar la realidad. Creo que lo más importante para contratar a un/a fotógrafo/a para registrar sus recuerdos es que sientan sus fotos, que recorran sus trabajos y puedan sentir que es justamente lo que estaban buscando.
Busco que las personas que retrato sientan una conexión con mis fotos y quieran que ese momento sea registrado a través de mis ojos.

Daniela